Habitaciones infantiles: cómo aprovechar el espacio

Las habitaciones son un espacio cada vez más reducido. Se le da mayor prioridad al salón, destinando a éste la mayoría de los metros de la casa, mientras que el resto de las estancias se quedan ‘cortas’. Por eso, a la hora de amueblar una habitación infantil, es necesario agudizar el ingenio para que ésta pueda servir para, además de dormir, estudiar y jugar. Lo más conveniente es acudir a empresas de reformas en Madrid o la ciudad de residencia correspondiente, pero si te quieres ahorrar ese trámite, aquí tienes algunas pistas.

La cama ocupa el mayor espacio en el dormitorio. Normalmente se trata de estancias compartidas, pero como poner dos camas individuales resulta prácticamente imposible, el recurso más fácil ha sido desde hace años el uso de la litera. En la actualidad, existe una amplia gama. Las más recurrentes son las literas tipo tren, ya que destinan un espacio bajo la cama superior para incluir un armario con cajones, que siempre viene bien.

Las camas nido son también una opción más que válida. Tienen el aspecto de una individual pero debajo esconden otra. Existen las llamadas camas compactas, que son más altas que las nido porque bajo la cama inferior incorporan cajones.

Las camas abatibles están todavía de moda. Lo que a simple vista parece un armario, se convierte en cama, lo que permite ganar espacio durante el día para destinarlo a los juegos infantiles. Las hay tanto verticales como horizontales.

Por último, las camas elevadas son una apuesta muy novedosa, ya que permiten aprovechar plenamente el espacio que queda debajo destinándolo al escritorio, por ejemplo.

Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Ideas útiles. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*