‘Half-pipes’ y ‘funboxes’ para practicar skate

La construcción de skateparks es un proyecto que muchos ayuntamientos ya han llevado a cabo o tienen previsto hacerlo debido a la existencia de gran cantidad de practicantes de este deporte. Es algo necesario, por no decir, inevitable, si tenemos en cuenta que, a falta de un espacio propio donde practicar, los amantes del monopatín toman las calles a su libre albedrío, empleando los bancos como barandillas y las escaleras como rampas. Y ello causa molestias a los viandantes y deteriora sobremanera el mobiliario público.

El diseño de un skatepark siempre responde a los mismos parámetros: estructuras destinadas a la realización de los trucos, como plataformas que conforman el área de street, con rampas y escaleras, y de pool, un elemento que recuerda a la más conocida ‘U’. La transición entre las plataformas se realiza, generalmente, mediante elementos propios como rampas, bordillos o escaleras.

Los skateboarders emplean su propia jerga: half-pipes, para referirse a los medios tubos o ‘U’s; quarter pipes, rampas que les permiten lanzarse al aire para realizar sus acrobacias; jotas, rampas de entrada y salida; banks, rampas de impulso y figuras;  trick boxes,  funboxes… Vaya, un mundo muy especializado que no creo que cualquier empresa de reformas de pisos en Madrid sepa proyectar.

Esta entrada fue publicada en Arquitectura. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*