Obras sujetas a servidumbre

A la hora de llevar a cabo la construcción de un edificio o cualquier otro inmueble, la creación de un parque o la instalación de una simple estatua, uno de los aspectos que hay que tener en cuenta es la servidumbre. En téminos de derecho, se conoce como un «derecho que grava una finca, propiedad, etc. con relación a otra y que limita el dominio de ésta«.

La Ley de Costas incluye una servidumbre de protección que recae sobre una zona de 100 metros, medida tierra adentro desde el límite interior de la ribera del mar. Quiere decir que en este espacio no se podrá edificar, como tampoco construir vías de transporte ni colocar vallas publicitarias, entre otras prohibiciones.

Los territorios afectados por servidumbres aeronáuticas, cuya finalidad es la de salvaguardar la seguridad del tráfico aéreo, no podrán llevar a cabo ninguna actuación urbanística o de otra índole en las áreas y superficies de subida, aproximación y entorno establecidas, ya que ningún obstáculo puede sobrepasar en altura los límites establecidos para esos espacios.

El tipo de servidumbre que más directamente afecta a los ciudadanos es la de paso, que consiste en el derecho que el propietario de una finca o inmueble tiene para exigir al dueño de la finca contigua que  le deje pasar por ella.

Estos son sólo algunos ejemplos  de servidumbre, porque existen muchas otras, así que lo más recomendable si tiene un terreno que quiere remodelar es recurrir a profesionales de reforma Pozuelo para que le guíen en la actuación.

Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Reformas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*