Piscinas: una solución para cada bolsillo

Tener piscina en casa siempre se ha asociado a gente pudiente, con muchos recursos, pero no deja de ser un tópico, porque gracias a la gran variedad existente en el mercado hay una solución para cada bolsillo. El abanico se extiende desde una piscina de obra hasta una prefabricada, pasando por la hinchable. Lo único que hace falta es tener un jardín o un patio. 

Tipos de piscina y sus ventajas:

  • Piscinas hinchables. Las más sencillas de montar y a su vez la opción más barata. No precisa de obras, sólo una base firme y nivelada. Apenas precisan mantenimiento.
  • Piscinas prefabricadas. Son una buena opción porque ofrecen las mismas prestaciones que las de obra. Resisten muy bien el paso del tiempo y se pueden acoplar a cualquier espacio, ya que las hay de diversos tamaños, formas y profundidad. Y se puede elegir el material, desde piscinas de fibra, de poliester, de madera, hasta de acero.
  • Piscinas de obra. Las piscinas de hormigón armado suelen ser las más deseadas y por eso, también las más caras. Sus acabados son de alta calidad.
  • Piscinas desmontables. Son de gran resistencia y durabilidad, fáciles de transportar y guardar en el invierno. Pueden ir elevadas o enterradas.
Esta entrada fue publicada en Ideas útiles, Verano. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*